El sitio de la mirada. Secretos de la imagen y silencios del arte.

Eduardo Grüner. Colección Vitral. Editorial NORMA, 2006, 387 páginas.

“Históricamente, el arte ha servido –lo cual, desde luego, no significa que pueda ser reducido a ello- para constituir lo que me atrevería a llamar una memoria de la especie, un sistema de representación que fija la conciencia ( y el inconsciente) de los sujetos a una estructura de reconocimientos sociales, culturales, institucionales, y por supuesto ideológicos”. Eduardo Grüner sitúa su mirada y recorre con ojo crítico y sagaz el arte del siglo XX. En ese lienzo de prácticas estéticas su análisis también incluye nuestra propia mirada. “Es necesario confesar de qué maneras mirar somos culpables”. Si no hay formas puras de la mirada y no hay transparencia visual, Grüner señala de qué modo la imagen ha sido históricamente un aparato constitutivo de la subjetividad colectiva y del imaginario histórico-social. De este modo, de Kant a deleuze, de Eisenstein a Pasolini o de Velázquez a Bacon, Grüner renueva la relación entre cine y literatura; cine y pintura; cine, marxismo y psicoanálisis o cine y filosofía, y encuentra en el arte del siglo XX las huellas  del horror fundamental en su “empeño por volver loca a la lengua para hacerle decir lo indecible”.

El sitio de la mirada propone, entonces, desentrañar el gesto que habita en toda creación para devolverle al arte su condición enigmática, sitiando la mirada que lo compone.

Los comentarios están cerrados.