Asterisco 2018 en Hasta Trilce – Función de Clausura con música en vivo

Asterisco 2018 en Hasta Trilce (Maza 177, CABA)

Gran Función de Clausura con música en vivo

Martes 6 – 20hs. EL ACORAZADO POTEMKIN (Bronenosets Potiomkin, URSS-1925) Dir. Serguei Eisenstein c/ Aleksandr Antonov, Grigori Aleksandrov, Vladimir Barski, Mikhail Gomarov, Anton Levkin, Repnikova, Ivan Bobrov, Maroussov, Maxim Strauch. 80’ aprox. – Se exhibirá con Música en Vivo

El problema de sostener la teoría de que El acorazado Potemkin es una película asexual es precisamente que es muy sexual, o debería decir muy homosexual (…) Desde el mismo comienzo, con el prólogo del dormitorio de los marineros, los vemos descansando sin camisa en sus hamacas. Las cámaras de Eisenstein se recrean en una serie de tomas de hombres rudos y espléndidamente formados, que anticipan la sensualidad de Mapplethorpe. Entonces aparece el líder de la rebelión, Vakulinchuk, que también —y sin motivo— está desnudo hasta la cintura, exhibiendo su amplio torso, mientras exige que comience la rebelión«, este texto del director de fotografía Néstor Almendros fue pionero en sacar del clóset a la película más celebrada de Sergei Eisenstein. Pero sin embargo, hasta hoy, poco se habla del homoerotismo (empezando por el fetiche por los uniformes) que tiene esta película que habla sobre los antecedentes de la revolución rusa, pero también de la revolución rosa.

Música en Vivo compuesta e interpretada por Marco Sanguinetti (piano y armonio), DJ Migma (bandeja de vinilos) y Tomás Babjaczuk (batería).

22hs. VELVET GOLDMINE (Reino Unido / EUA-1998) de Todd Haynes, c/Ewan McGregor, Jonathan Rhys Mayers, Christian Bale, Toni Collette, Eddie Izzard. 118’

Cuando Todd Haynes quiso teñirse de rouge escarbando el corazón del glam rock, finalmente estampó la leyenda: su película puso en escena un desmontaje-homenaje del mítico romance entre Iggy Pop y David Bowie, alrededor del cual orbitó esa sensibilidad musical que brilla en la oscuridad como ojos de gato. Velvet Goldmine (1998) es una ópera rock desarmada, donde desde unos reaccionarios años 80 se miran las revueltas utópicas del glamour setentista, bisexual y teatral, de las mil revoluciones de Marc Bolan, Brian Eno y cada protagonista dandy de la escena glam inglesa empujado por el amor queer, por una visión orgiástica del deseo, por una sensualidad convertida en signos de interrogación social. Producida por Michael Stipe de R.E.M., la película tiene una banda sonora de potencia aplastante a pesar de que Bowie no autorizó que se use ninguna de sus canciones. Iggy Pop, en cambio, cedió su “Gimme Danger” y “TV Eye” para que hagan con ellas lo que quieran. Tras veinte años de su estreno, la película aún debe escucharse a máximo volumen.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.