Ciclo: «Una semana con Bergman», en MALBA Cine

Este fin de semana MALBA Cine (Av. Figueroa Alcorta 3415, CABA) presenta un ciclo denominado «Una semana con Bergman».

Paradigma del cine de autor y de las preocupaciones artísticas características de la posguerra, el realizador sueco Ingmar Bergman (1918-2007) construyó una obra inmensa que alterna variantes y perspectivas sobre temas recurrentes, con una imaginación expresiva que no tuvo límites.

La muestra consta de seis películas importantes en la filmografía del gran maestro nórdico que podrán verse en 35mm entre el 8 y el 10 de abril. Entradas a la venta en la web del Museo.

Programación

Viernes 8/04

  • 18:00 hs. – MÚSICA EN LA NOCHE (Musik i morker, 1947) Dirección: Ingmar Bergman. Con Maj Zetterling, Birger Malmsten, Bengt Eklund, Gunnar Björnstrand. 87’

A causa de un episodio desafortunado, un joven músico queda ciego. Mientras todo su universo se derrumba, el amor de una joven humilde se le presenta como la única esperanza. Sus continuos tropiezos y una atmósfera enrarecida y asfixiante, le ofrecen un panorama desmoralizador a la hora de adaptarse a su nueva situación. La pareja se enfrenta, no sin dolor, a los duros parámetros sociales de normalidad. El director considera a esta película una historia sencilla pero importante, dado que fue su primer éxito popular.

  • 22:00 hs. – EL SÉPTIMO SELLO (Det sjunde inseglet, 1956) Dirección: Ingmar Bergman. Con Max von Sydow, Gunnar Björnstrand, Nils Poppe.96´

A su regreso de las cruzadas, un caballero y su escudero tienen sólo residuos de la fe que llenaba sus corazones cuando partieron. El sacristán que los impulsó a tal empresa ha devenido ladrón de cadáveres y la confianza en la obra religiosa ha conocido la traición y la profanación de todo lo sagrado. El caballero busca inútilmente respuestas y el universo medieval es el marco atemporal en su enfrentamiento con el silencio de Dios. El enviado es La Muerte que, partida de ajedrez mediante, se convierte en metáfora de la existencia y el desgarramiento del hombre moderno. Surgido originalmente de la pieza en un acto Pintura sobre madera, el guión original fue rechazado alguna vez antes de convertirse en esta especie de “road movie” en la que el hombre inicia el paradójico viaje metafísico hacia su propio fin. Oponiendo la razón a la fe y sublimando su propio miedo a la muerte, el director asegura: “es una de las pocas películas que verdaderamente llevo cerca del corazón”. Texto de Natalia Taccetta.

  • 24:00 hs. – GRITOS Y SUSURROS (Viskningar och rop, 1972) Dirección: Ingmar Bergman. Con Harriet Andersson, Kari Sylwan, Ingrid Thulin, Liv Ullmann. 91’.

Tres mujeres se turnan para cuidar a una cuarta en las últimas horas de su agonía. Éste es el disparador que reúne a las hermanas que nunca dejan de ser extrañas. El tema de Tres almas desnudas resurge con acordes particulares donde el misterio de la maternidad es enfocado desde todos los ángulos posibles. El rechazo de su madre se ha convertido para Agnes en cáncer de útero, mientras sus hermanas, Karin y Maria, –quienes se interesan poco y nada por su hermana enferma– han tenido hijos a los que no dan importancia; y Anna, la sirvienta, la única que abraza a Agnes con verdadero amor de madre, ha perdido a su pequeña hija. La enfermedad no logra que Agnes se llene de resentimiento y su nobleza la convierte en una metáfora del dolor, mientras la distancia entre Karin y Maria hace que el más pequeño gesto se cargue de una sensualidad ocasional, efímera y falsa. Surgido de la sencilla imagen de mujeres vestidas de blanco en una habitación completamente roja, el film se introduce en el mundo femenino con emociones y situaciones fuertes frente a las que una cámara, muchas veces inmóvil, convierte al espectador en el único partícipe. Texto de Natalia Taccetta.

Sábado 9/04

  • 22:00 – hs. – NOCHE DE CIRCO (Gycklarnas afton, 1953) Dirección: Ingmar Bergman. Con Åke Grönberg, Harriet Andersson, Hasse Ekman, Gudrun Brost. 93’.

Bergman llegó en 1953 a una aproximación cifrada de su obra posterior. Realizó Noche de circo apartándose de la empresa productora Svensk Filmindustri y apartándose también de una ambientación moderna. Su acción parece ocurrir a principios de siglo, en una aldea humilde y en un circo que no tiene siquiera los brillos que los circos suelen adquirir en la pantalla, sino la decadencia, la pobreza y la indigencia de una troupe trashumante que se exhibe para seguir viviendo. En un perspicaz análisis del film, Edgardo Cozarinsky señala que el circo fue elegido como el “mínimo común denominador” de toda actividad artística. Obliga al artista a exhibirse y a depender de su público, pero no tiene para su eventual fracaso las justificaciones de un logro estético y se constituye así en un ámbito propicio para subrayar la faz grotesca de ese fracaso, agregando la humillación física a la humillación moral. Por otro lado, Bergman coloca en intencionado paralelo el fracaso del amor, no sólo para el dueño del circo que es su protagonista, sino también para su amante, la ecuyere que lo acompaña. Fragmento de un texto de Homero Alsina Thevenet y Emir Rodríguez Monegal.

  • 24:00 hs. – EL SILENCIO (Tystnaden, 1963) Dirección: Ingmar Bergman. Con Ingrid Thulin, Gunnel Lindblom, Jörgen Lindström, Haakan Jahnberg. 96´.

Dos hermanas atraviesan una ciudad desconocida cuando regresan de unas vacaciones. El hijo de la menor viaja con ellas y aumenta la tensión erótica entre las dos mujeres que, en su vínculo perverso, funcionan como dos caras de una misma persona. La mirada acusatoria de la mayor condena, con su cuerpo enfermo, la salud que la menor ostenta y, mientras aquélla no busca sino infligirse dolor, ésta roza infructuosamente el placer en encuentros ocasionales que terminan en la insatisfacción y en el asco. Si hay algo concreto en la profundidad semántica del film es la idea de la propia desintegración; un lugar y lenguaje extraños no fuerzan ningún acercamiento y la distancia es tanto mayor cuanto más penetrante es la soledad. Varias escenas son recordadas y no sólo por vehiculizar la incomunicación: la relación entre las hermanas se mueve en una delgada línea entre el resentimiento y el deseo; y la relación madre-hijo se torna más de una vez incómoda para el espectador. Texto de Natalia Taccetta.

  • Domingo 10/04 – 20:00 hs. ESCENAS DE LA VIDA CONYUGAL (Scener ur ett äktenskap, Suecia, 1973) Dirección: Ingmar Bergman. Con Liv Ullmann, Erland Josephson, Gunnel Lindblom, Bibi AnderssonGlobo de Oro a la mejor película extranjera. 155’.

Mientras otros se desgarran a su alrededor, una aparente felicidad parece proteger al matrimonio de Johan y Marianne. Sin embargo, esa imagen ilusoria está fabricada con los restos de un amor que no es suficiente para mantenerlos unidos. La desesperación sigue al engaño mientras la soledad deviene en perdón. La entrevista del principio va resignificándose a medida que se alejan de esa ficción para comprender que ya no son los mismos, sin convertirse, jamás, en desconocidos. Según Liv Ullmann (una de las protagonistas del film y ex mujer de Bergman), aunque ya no eran pareja, el director usó muchos de sus propios errores y temores en episodios de esta película concebida originalmente para la televisión. Texto de Natalia Taccetta

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.