Cine en la ENERC – Bastardos de Psicosis

Cine en la ENERC – Moreno 1199, CABA – Entrada Gratuita – Bastardos de Psicosis – El film de Hitchcock (que vimos el viernes) produjo (y sigue produciendo) parientes directos e indirectos:

Domingo 8, 18hs. HOMICIDA (Homicidal, EUA, 1961) de William Castle, c/Jean Arliss, Patricia Breslin, Glenn Corbett, Eugenie Leontovitch, Alan Bunce, Richard Rust, Snub Pollard. 87′.

El director William Castle es considerado por muchos “el Hitchcock pobre”. Tal apelativo puede parecer discutible pero, en todo caso, resulta pertinente en relación con este film, que es un descarado intento por capitalizar el éxito de Psicosis. El gran momento del film, sin embargo, supera toda posible influencia: Castle interrumpe la acción antes del climax y concede un minuto de reloj (reloj que se ve en la pantalla) para permitir que el público impresionable abandone la sala.

20hs. EL PSICÓPATA (The Psychopath, Gran Bretaña, 1966) de Freddie Francis, c/ Patrick Wymark, Margaret Johnson, John Standing, Alexander Knox, Judy Huxtable. 82′.

Un asesino deja muñecas similares a sus víctimas en cada escena del crimen. Las semejanzas entre Psicosis y este film excelente y poco conocido empiezan en el título, siguen en parte de la trama y culminan en la presencia del guionista Robert Bloch, autor también del libro en el que se basó el film de Hitchcock. El director Francis, que ha mantenido una carrera paralela y multipremiada como director de fotografía, hace gala de su experiencia en ese rubro en el imaginativo empleo del color y de la pantalla ancha. Fue producido por la empresa Amicus, rival de la Hammer en el género de terror.

22hs. TODOS LOS COLORES DE LA OSCURIDAD (Tutti i colori del buio, Italia / España-1972) de Sergio Martino, c/ George Hilton, Edwige Fenech, Ivan Rassimov, Julián Ugarte, Georges Rigaud. 88’.

El film se abre con una serie de potentes imágenes pesadillescas que padece la bella Edwige Fenech. Inmediatamente alguien nos explica que a la pobre “le cuesta cada vez más diferenciar la ficción de la realidad”. La convicción de que alguien pretende asesinarla y la aparición de un culto probablemente satánico dirigido por un hechicero misterioso, no la ayuda a equilibrarse y poco después tampoco el espectador podrá distinguir lo real de lo imaginario. Más allá de una evidente influencia de Psicosis y Repulsión, el film se permite un despliegue de imágenes desinhibidas y completamente bizarras, más cerca del surrealismo y a la lógica onírica que a la tradición italiana del giallo. Se verá en su formato original de pantalla ancha.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.