Entrevista al artista audiovisual mexicano José M. Delgadillo

JOSÉ M. DELGADILLO: UNA SINFONÍA DE IMÁGENES FRENTE A TODO AQUELLO QUE PARECE INVISIBLE.

                                                                             Por Zolstis

José M. Delgadillo es un artista audiovisual radicado en Guadalajara, México. Mi acercamiento a su trabajo fue por medio de la recientemente desaparecida distribuidora y exhibidora española de cine digital llamada Zoowoman. Ahí encontré su película “Sinfonía de lo Invisible”. Un comentario la describía como un filme en donde el arte, la poesía y las imágenes podían romper los límites impuestos al lenguaje y a la vida misma.

Al finalizar su visualización quedó en mí una sensación de sorpresa e incertidumbre, como si hubiera estado frente a un poema visual con duración de una hora en la que no parecía existir una línea argumental pero si una propuesta sensorial que te incita a observar todo eso que se ha vuelto invisible para la sociedad actual.

Esta impresión me hizo buscar al realizador para entrevistarlo. Encontré que no solo tiene esa película sino que tiene más de 40 piezas audiovisuales y diversos premios en Europa y Latinoamérica. Afortunadamente me pude contactar con él y aceptó responder a mis preguntas.

-Primero que nada nos podrías decir ¿quién eres y qué es lo que haces?

-Mi nombre es José, desde hace unos 5 años soy realizador audiovisual, licenciado en Historia y Maestro en arte y literatura.

-¿Por qué te interesó en la creación cinematográfica independiente?

-Desde que estudiaba la licenciatura me interesó la investigación cinematográfica, comencé con movimientos cinematográficos como el neorrealismo italiano y la llamada Nouvelle Vague, y más adelante me interesé por las vanguardias de los 20s del siglo pasado, tales como la abstracción, el surrealismo, el montaje soviético, pero también por el cine underground de los años 60s en diversas partes del mundo. A la par de todo esto realizaba mis primeros trabajos audiovisuales con una cámara prestada en donde trataba de aplicar algo de lo que aprendía con todos estos movimientos y teóricos que me iba encontrando los cuales abogaban por un cine realizado de manera libre e independiente.

-¿Cuál fue tu primer trabajo audiovisual y cómo fue tu primer experiencia como realizador?

-Mi primer trabajo fue “Caput” una cortometraje que tomaba muchas ideas del llamado Cinema Verité o también llamado Cine de realidad, pero también tenía muchos tintes oníricos y experimentales. Y la experiencia fue bastante buena, era totalmente libre de hacer lo que yo quisiera y aprendí mucho. Después traté de exhibirlo en festivales y espacios locales de San Luis Potosí donde fue realizado pero siempre fue negativa la respuesta de los exhibidores. Tal vez por la temática en donde se muestra una parte vulnerable con muchos problemas de pobreza de la ciudad que no les interesaba que fuera visibilizada. Después de eso hice algunos trabajos más pero me enfoque en una investigación sobre una maravillosa película experimental llamada “La fórmula secreta” con la cual aprendí mucho en temas como el tiempo, el montaje y el espacio dentro del lenguaje audiovisual.

-¿Podrías decir que “La fórmula secreta” es una de las películas que más has aprendido?

-Seguramente sí porque realicé todo una tesis sobre ella, y pienso que es una de las obras artísticas más importantes dentro del cine de vanguardia a nivel mundial. Pero no sólo de esa película, sino de todo lo que me iba encontrando al estudiarla. Sobre todo me adentré al mundo literario de Juan Rulfo ya que él realizó un hermoso poema para dicha película. Cuando hago una investigación el panorama se abre y encuentro un sinfín de cosas que me nutren sobre todo a nivel creativo y muchas veces no tienen que ver con el cine, por ejemplo, Manuel Álvarez Bravo ponía a sus estudiantes a leer poesía en lugar de tomar fotografías para expandir su visión del mundo, algo así es de lo que te estoy hablando.

-La investigación y la creación siempre van de la mano en tu trabajo. ¿Crees que esta manera de adentrarse al arte es necesaria o la mejor para todo aquel que esté interesado en el quehacer artístico?

-No sé si sea necesaria o la mejor, pero a mí me funciona, ya que fue la forma en la que me acerque al arte desde un principio cuando me interesaron temas como la literatura o la pintura, sentía que era necesario conocer lo que habían hecho los demás dentro de la Historia del arte, creo que el tener las herramientas teóricas te ayudan mucho a desenvolverte mejor al crear, esto no significa que tengas que seguir reglamentos impuestos con anterioridad, sino que creo que es bueno dominar la técnica para después dejarla de lado y comenzar a trabajar desde la intuición y la libertad, porque si no tu trabajo se convierte en una mentira, y no me refiero a una mentira frente a los demás, sino hacia uno mismo, hacia tu trabajo y creo que no hay algo peor en el arte que crear no siendo sincero contigo mismo.

-Referente a lo que mencionas, yo conocí tu trabajo por tu película “Sinfonía de lo invisible” en donde se presentan ciertos temas que tienen que ver con la vida y lo que se podría denominar como arte. ¿Nos podrías contar como surgió la idea de crearla y cuál era el fin de realizarla?

-“Sinfonía de lo invisible” surgió de un texto que escribí para un trabajo que tenía que realizar en una materia de la maestría el cual abordaba el tema de la reapropiación dentro del arte, en la pintura, la literatura y sobre todo en el cine, el cual comenzaba con la  frase “No importa de dónde lo tomes sino hacia donde lo llevas”. Utilicé como ejemplo una película de Godard llamada “Nuestra música” en donde se reutilizan imágenes históricas, sobre todo de guerra. Cuando presente el texto no fue nada bien recibido por el profesor, por cierto bastante conservador, el cual me sentencio que todo eso era plagio y que tenía poco tiempo para rehacerlo. Esta anécdota hizo que me adentrara más en el tema y comencé a recolectar imágenes y videos para hacer cine de reapropiación. Primero realicé un par de cortometrajes utilizando esta técnica y después comencé a realizar lo que para mí al principio sería una especie de videoarte en donde tocaría temas como el sonido y el movimiento. Pero la misma pieza me fue llevando a tocar otros temas como el lenguaje poético y la creación de manera independiente. Ya no solo buscaba imágenes de archivo si no también audios que recordaba haberlos escuchado anteriormente que me servían para fundamentar lo que quería expresar. Todo esto lo mezcle con varias de mis propias imágenes y poemas que había estado realizando, y todo esto termino siendo una pieza de una hora de duración en donde propongo un dialogo con otros artistas, teóricos, filósofos y poetas, la intuición y la libertad que al final se convierte en el resumen de mucho de lo que he aprendido durante estos años.

-Tu película está plagada de imágenes que muestran cosas simples, ordinarias, como paisajes, caminos, naturaleza, peces, personas caminando por el mundo. ¿Se podría decir que todo esto es todo aquello que ya parece invisible en un mundo tan caótico como el actual?

-Mi idea al mostrar todas estas imágenes era la de presentar un mundo que está plagado de historias, me refiero a que todos tenemos una pero en la mayoría del cine eso no importa, supuestamente las historias o la vida misma solo son importantes cuando las cuentan con una formula ya preestablecida y tiene que ser interpretadas por grandes “estrellas”, el star system, y todo lo demás, según ellos no es importante. Nos hacen creer que nuestras historias no son importantes, solo nos ven como objetos de consumo, entes que solo servimos para trabajar y consumir lo que se nos pone en frente. Y todo eso que se deja de lado, es lo que pareciera ser invisible, por eso esa idea tan arraigada de que el cine es para soñar, para alejarse de la realidad, porque lo que pensamos, lo que sentimos, y soñamos no importa, por eso crean sueños ajenos por medio del cine, para no voltear a lo que tenemos dentro de nosotros. Por eso es necesario crear un arte en donde se deje que el espectador participe, como decía Ranciere que el espectador sea capaz de aprehender la obra, tomando sus propias decisiones.

-Cuando terminé de verla tuve la sensación de que estaba hecha para incitar a cualquiera a la expresión y creación de manera independiente y sin depender de las instituciones.

-Trabajar de la mano con las instituciones sería lo ideal, pero si estas estuvieran comprometidas con su labor dentro del arte. No estoy afirmando que todas, pero si la mayoría se desentienden por apoyar el arte y sobre todo en México. Desgraciadamente muchas veces los apoyos son otorgados a los proyectos que cumplen con las ideologías moralistas que se necesitan para mantener el status o a los discursos de moda que dejaran muy bien parado al Estado pero que solo tocan los temas por encima sin adentrarse en lo que realmente está pasando y eso hace que cualquier propuesta de tintes vanguardistas, de expresión personal que muestre el mundo del artista o del creador sea relegada. Por eso aparecen tantos artistas de manera independiente que tienen una voz y una propuesta muy poderosa pero quedan rezagados porque no se alinean al reglamento. Así es como aparecen festivales independientes, exhibiciones, charlas con muchísimas propuestas y técnicas que le dan visibilidad a tanta gente que realmente quiere expresarse y no se dejaron llevar por los discursos de moda.

– Referente al tema, yo encontré tu trabajo en una plataforma independiente llamada Zoowoman en donde podías encontrar cine bien interesante de todo el mundo y hace unos meses fue desmantelada por las autoridades españolas alegando que era un peligro para los autores y algo moralmente incorrecto para los consumidores. ¿Qué opinas de esto?

-Si me enteré de lo que paso con esa plataforma, es terrible que los que la cancelaron hablen de moralidad y de lo que es políticamente correcto. Es desalentador que se detenga la difusión del arte tan necesario en tiempos tan decadentes como los que vivimos. Interrumpir la libertad de expresión siempre ha sido prioridad para todas esas personas que necesitan que la precariedad intelectual sea tan normal que la estupidez humana sea vista como algo normal y hasta necesario para sea aceptado dentro de la ideología de consumo que se nos presenta como una verdad absoluta, una “verdad” que si te atreves a rechazar no serás parte de la masa y en la actualidad esto parece ser lo peor aunque pierdas tu libertad.

-Sobre el tema de la libertad, en una de tus piezas llamada “Fragmentos” mencionas que cuando fue creado el mundo, los dioses escondieron dos cosas, la libertad y la felicidad. ¿Nos podrías contar a que te refieres con eso?

-“Fragmentos” surge a partir de un relato que alguna vez leí en donde se menciona que al crear el mundo, los dioses le dieron todo a la humanidad, pero solo algo esconderían de tal manera que casi nadie o tal vez nadie lo podría encontrar, y eso era la felicidad. Yo interpreto que hasta el día de hoy esos “dioses” siguen escondiendo la tan soñada felicidad pero ahora también se ha escondido la libertad, por eso la agregue en ese relato que por supuesto no se refiere a dioses de la mitología griega o algo por el estilo, sino a todos esos que se manejan el planeta y a los que lo habitamos y que se han quedado con la libertad. Por supuesto conceptos como la felicidad y la libertad son muy ambiguos y para filósofos como Camus hasta utópicos. Yo pienso que estos dos conceptos los encuentra uno de manera personal en pequeños fragmentos, instantes, y que cada quien los atrapa o los deja ir como quiere, por ejemplo en “Fragmentos” muestro instantes que son importantes para mí y para otras personas, ya que la mayoría de los videos y las fotografías, no los tome yo, sino que se los pedí a diversas personas, amigos, conocidos, en donde tuvieran registrados momentos importantes, lugares, personas, viajes, que los remitiera a esos instantes llenos de felicidad y de libertad. Con todos esos videos y algunos míos, fue como arme una secuencia de siete minutos en las que trato de mostrar eso que lleva escondido desde el inicio de los tiempos.

-Por último, ¿nos podrías decir en donde se presentará tu trabajo próximamente?

-Hay algunas presentaciones próximamente en Uruguay, en la India, en Monterrey y en el mes de septiembre “Sinfonía de lo invisible será la película que inaugurará el Festival Internacional de Cine Experimental de Celaya.

José M. Delgadillo es un investigador y artista audiovisual nacido en San Luis Potosí, México. Estudió la Maestría en Arte en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Es creador de piezas documentales y experimentales de video y cine. Su obra consta de más de 30 piezas que se han presentado en alrededor de 40 exposiciones y festivales en países como Francia, Alemania, Inglaterra, Túnez, Holanda, Bangladesh, Rusia, España, India, Uruguay Argentina, Brasil, Perú, Colombia, Cuba y México. Sus textos poéticos y de investigación han sido publicados en más de 20 revistas físicas y virtuales.

Su obra «XXI» fue ganadora del premio «Panorámic» en el Festival Panorámic 2020 que se llevó a cabo en Barcelona, ​​España, en el Museo de Arte Contemporáneo Santa Mónica.

Fue ganador del premio a la mejor fotografía en el Festival de Cine sin Límites con su cortometraje “Lumen Terrae” y su cortometraje “Atmósferas” fue uno de los ganadores de la convocatoria “Minutos de Cine” convocada por la Secretaría de Cultura. del Estado de Aguascalientes. Ganador del premio a mejor cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Tepic.

Su más reciente película “Sinfonía de lo Invisible” se ha presentado en México, Cuba y Argentina, en festivales como el Festival de Arte IN/MEDIA, en el Festival de Cine Documental de Zanate, en la sección a mejor largometraje documental mexicano y Enneagrama Festival Internacional de Cine Experimental.

Zolstis (María Ramírez) es profesora, fotógrafa y productora independiente. Ha escrito para diversas revistas sobre arte, cine y video.

© 2022 FelliniA Tierra de Cine
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.