Filmoteca en vivo – Cinco monstruos inmortales cinco

Cinco monstruos inmortales cinco – Moreno 1199 – CABA – Entrada Gratuita

Viernes 17

23hs. EL HOMBRE INVISIBLE (The Invisible Man, EUA-1933) de James Whale, c/Claude Rains, Gloria Stuart, William Harrigan, Henry Travers, Una O’Connor. 71’.

Si uno tuviera que ponerse riguroso, esta obra maestra de Whale es más un film de ciencia ficción que de terror, pero la sola idea de que el protagonista sea un maniático homicida capaz de atacar en cualquier lugar y momento, la acerca cómodamente al terror. Se trata de una adaptación asombrosamente fiel a la novela fundacional de H. G. Wells y un primer acercamiento de Whale al tipo de humor excéntrico y oscuro que habría de desarrollar después en La novia de Frankenstein. Los efectos especiales de John Fulton siguen siendo motivo de asombro.

Sábado 18

19hs. ZOMBIE (White Zombie, EUA-1932) de Victor Halperin, c/Bela Lugosi, Madge Bellamy, Joseph Cawthorne, Robert Frazer, Brandon Hurst. 68’.

Zombie, realizada de manera independiente a partir del éxito de los primeros films de monstruos de la empresa Universal, fue la primera película con tan desafortunadas criaturas, revividas mediante conjuros esotéricos para funcionar como mano de obra gratuita. Halperin demuestra una solvencia visual digna del mejor cine mudo y es en su imaginería donde hay que buscar los aportes más originales del film. Interpretando al hechicero-explotador Murder Legendre, el gran Bela Lugosi hizo uno de los mejores trabajos de su despareja trayectoria.

Domingo 19

17hs. LA MOMIA (The Mummy, EUA-1932) de Karl Freund, c/Boris Karloff, Zita Johann, David Manners, Arthur Byron, Edward Van Sloan, Bramwell Fletcher. 72’.

Del primer ciclo de monstruos que produjo la Universal a comienzos de la década del ’30, La momia es el único que no tenía un antecedente cinematográfico, teatral o literario; su origen se debió más bien a la repercusión mediática que había tenido el descubrimiento de la tumba de Tutankamón en 1922. En cualquier caso, no se trata tanto de un film de horror como de una tragedia romántica y en esa línea debe apreciarse la atmósfera enrarecida que supo crear el eminente fotógrafo Karl Freund (en su primer trabajo como realizador) y la antológica caracterización de Boris Karloff. La actriz Zita Johann, que no hizo gran cosa después, debe contarse además entre las damas más sensuales del cine del período.

18:30hs. LA HIJA DE DRÁCULA (Dracula’s Daughter, EUA, 1936) de Lambert Hillyer, c/Gloria Holden, Otto Kruger, Marguerite Churchill, Irving Pichel, Hedda Hopper. 70′.

Aunque la Condesa Zaleska es bisexual, la prensa denunció las miradas de la actriz Gloria Holden hacia las mujeres, condenando su tono lésbico, como si no fuese suficiente ser representado como un mal vampírico. Tal vez lo que más molestó es la alianza de la protagonista con su afeminado sirviente, como si fuese la primera muestra de una comunidad queer en el Chelsea de Londres que, como el Greenwich Village de New York, es un barrio histórico de trasgresión sexual, como bien señala Benshoff en su libro sobre homosexualidad y cine de terror. Texto de Diego Trerotola.

21hs. EL GOLEM (Le Golem, Francia-1936) de Julien Duvivier, c/Harry Baur, Roger Karl, Charles Dorat. 100′

Rarísima ocasión de ver en fílmico esta extraordinaria versión del mito checo del Golem, la figura de arcilla que cobra vida. La acción transcurre algunos siglos después de la versión clásica de Paul Wegener (1920) pero el drama es esencialmente el mismo: el Golem se vuelve imprescindible para salvar a los judíos de la violencia de los gentiles, pero luego se descontrola y siembra el caos y la destrucción. Duvivier se acerca amorosamente al expresionismo en uso de una intrincada escenografía y en ciertos recursos formales de gran impacto visual y característica originalidad.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.