«Los Últimos»: Ave Fénix, de Gutenberg a la cumbia tropical

Por Lorena Sánchez
i: @lorenalaurasanchez

“Cuando los equipos fueron cambiando en búsqueda de velocidad, las máquinas dejaron de seducir al tipógrafo para seducir al dueño de la imprenta. Entonces, ya no son tan humanas; son máquinas que se miden por la cantidad de pliegos que imprimen por hora. (En cambio) éstas, son prolongaciones del cuerpo de un tipógrafo”.

Los últimos narra los últimos años de los imprenteros que trabajaron con máquinas de tipos móviles. Lleva esa mirada nostálgica que atestigua la extinción de un oficio de composición manual reemplazada por su evolución digital de nueva tecnología. Y en esa agonía documenta la progresiva desaparición de dos saberes, el del operador maquinista y el del mecánico gráfico que la arregla. Es el fin de la reproducción gráfica, de la estampa imperfecta, de la técnica del collage, de la mancha y el olor tinta.

Pero en paralelo, e in-crescendo, llega un héroe que las rescata de la inacción y del olvido. La película también muestra el renacimiento artesanal de ciertas piezas de producción de la mano de un diseñador foráneo que monta un taller en su estudio comprándole una imprenta a uno de Los últimos. Sabe que con la máquina hereda la necesidad de mantenerla y repararla para poder imprimir y se decide a aprender. “Yo no quiero tener nostalgia del pasado y tener una máquina porque es antigua. Lo que quiero hacer es un buen libro y se hace con estas máquinas”, explica sobre los textos e imágenes que imprimirá transformándolos en objetos de culto.

La cámara busca el plano detalle. Muestra fragmentos, piezas, el movimiento de las máquinas y el proceso de impresión. Vemos metal, madera, engranajes, tipografía, tinta y papel. Artesanales, los impresos llevan tiempo. Se pinta a mano, se compone. La cámara comprende y narra con admiración, con ternura y también con crudeza.

La banda sonora –natural- del taller recuerda a las composiciones contemporáneas de Karlheinz Stockhausen. Fusionada con la música –compuesta- de la película originan una música nueva.

“No es una historia inocente la de las máquinas tipográficas. Básicamente escribieron la historia de la clase obrera argentina. Son publicaciones que han marcado la historia. De las imprentas anarquistas de principios de siglo hacían una persona imprimiendo un diario. Lo pensás técnicamente y es un desafío”. Su trascendencia fue tal que también vemos cómo la cumbia le extendió la vida al invento de Gutenberg.

Los Últimos fue rodada entre 2013 y 2018 en la Ciudad de Buenos Aires, varias localidades del sur bonaerense y Cruz del Eje, Córdoba, con dirección de Pablo Pivetta y Nicolás Rodríguez Fuchs.

Los Últimos . Género: Documental. Duración: 68 minutos. País: Argentina. Idioma: Español.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.