Martel y Alessandrini fueron premiadas en Locarno

Dos directoras argentinas se llevaron el PARDO 2020, el premio de la competencia «The films after Tomorrow», del Festival Internacional de Cine de Locarno (Suiza), que se creó especialmente para las películas afectadas, suspendidas o demoradas por COVID.

Lucrecia Martel ganó la competencia internacional con su documental Chocobar, mientras que Marí Alessandrini se quedó con la competencia suiza con su film Zahorí. Con estas distinciones, ambas producciones se hicieron acreedoras de 70 mil francos suizos (aproximadamente 70 mil dólares).

En Chocobar, Martel incursiona en el documental político inspirada en el caso de un activista indígena de Tucumán que fue asesinado mientras defendía pacíficamente el territorio de la comunidad Los Chuschagasta. Zahori es una coproducción con Suiza y Chile filmada en la Patagonia, que indaga en la relación de amistad entre un anciano mapuche y una niña suiza de 13 años. El proyecto ya había sido ganador del concurso bilateral de coproducción que organiza el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (MCAP) de Chile, que otorga 50 mil dólares.

Por su parte, el Jurado de la Juventud del Festival premió a los proyectos Eureka, de Lisandro Alonso, y Azor, una coproducción con Suiza y Francia, dirigida por Andreas Fontana.

Con 73 años de historia, el Festival Internacional de Cine de Locarno es uno de los principales festivales de cine del mundo. Esta edición estuvo especialmente dedicada al apoyo de la industria cinematográfica en el año de la crisis sanitaria mundial.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.