Se viene la Bienal de la Imagen en Movimiento 2020

La edición 2020 se realizará de manera virtual desde el 22 al 31 de octubre en www.bim.com.ar

La quinta edición de la BIM propone una plataforma audiovisual coral surgida de la experiencia del confinamiento mundial. Contará con más de 200 piezas y artistas invitados de distintas latitudes como Kamila Kuc (Reino Unido), Celeste Rojas Mujica (Chile), Bruno Varela (México), Gustavo Fontán (Argentina), Colectivo Los Ingrávidos (México), Priya Sen (India), Ana Gallardo (Argentina), entre muchos otros.

La Universidad Nacional de Tres de Febrero, a través de CONTINENTE -Centro de Investigación y Desarrollo de Proyectos Vinculados a las Artes Visuales- dependiente del Instituto de Investigación en Arte y Cultura Norberto Griffa (IIAC), presenta la quinta edición de la Bienal de la Imagen en Movimiento (BIM), un evento artístico internacional y gratuito que desde el 2012 celebra, en la Ciudad de Buenos Aires, el video y el cine experimental. Este año tendrán lugar de manera virtual una serie de actividades especiales entre el 22 y el 31 de octubre. Para eso se creó el proyecto mirarnos a los ojos (volver a), una plataforma audiovisual coral surgida de la experiencia del confinamiento mundial que cuenta con la participación de más de 70 artistas de diferentes continentes y que ya puede recorrerse desde www.bim.com.ar

La BIM es un lugar de exhibición y de proyección de las principales obras de video y cine experimental que caracterizan la contemporaneidad a nivel mundial y, a la vez, es un espacio de encuentro y formación para los amantes de las artes audiovisuales.

Desde el 22 de octubre se desarrollarán una serie de encuentros, también desde la página web de la BIM, con referentes nacionales e internacionales que compartirán sus experiencias e inquietudes sobre las artes audiovisuales, habrá mesas virtuales donde debatir la contingencia y los modos de producción de un presente que quiere mirar hacia el futuro y charlas con artistas sobre conservación audiovisual, experimentación y laboratorios independientes. Además habrá mesas redondas con artistas todos los días y un encuentro especial dedicado a la construcción de imagen colectiva.

Mirarnos a los ojos (volver a) es el eje central de esta edición. Se trata de un proyecto audiovisual coral, un universo de videos realizados en tiempos de pandemia por artistas de diferentes lugares del mundo. En él se puede encontrar una extensa diversidad poética, piezas sencillas, sensibles y reflexivas puestas en diálogo a través de una plataforma especialmente diseñada para ello.

“Es un proyecto audiovisual que reflexiona sobre el entramado de relaciones que (des)habitamos hoy en día. Es una antología en la urgencia, una colección de videos procedentes de todos los rincones del mundo y realizados por todes les artistes que han acompañado y acompañan la BIM desde el 2012, una retrospectiva para nosotres. Es un documento artístico e histórico: una radiografía audiovisual de la vivencia durante la pandemia, una oda a la luz del sol que entra por la ventana después de meses de confinamiento transcurridos durante el invierno, una reflexión sobre el arte y su potencia social, un retrato al gatito de casa y su ronroneo global, una página de diario que es íntima pero a la vez publica, una crónica audiovisual de las vicisitudes que atraviesa un país para devenir un mensaje a la comunidad”, expresan sus creadores Gabriela Golder y Andrés Denegri.

Más acerca de la BIM

La BIM propone un cruce entre artistas de diferentes latitudes con el propósito de generar diálogos sobre el contexto del arte contemporáneo. La BIM promueve espacios tanto de reflexión teórica como de enseñanza práctica que se acercan a los intereses del investigador, el estudiante y el artista en etapa de formación. Estos espacios funcionan como articuladores entre las obras exhibidas, los artistas y curadores invitados y las audiencias.

Desde su primera edición han participado más de ochenta artistas provenientes de Latinoamérica, Asia, Europa, Norte América y Medio Oriente. Los invitados destacados fueron: Gene Youngblood (EEUU), Abigail Child (EEUU), Hito Steyerl (Alemania), Rosa Barba (Alemania/Italia), Lucas Bambozzi (Brasil), Giselle Beiguelman (Brasil), Filipa César (Portugal), Peter Kubelka (Austria), Erik Bullot (Francia), el dúo IC-98 (Finlandia), Omer Fast (Israel/Alemania), José Alejandro Restrepo (Colombia), Stephen Broomer (Canadá) y José Carlos Mariátegui (Perú), Jorge Honik (Argentina), entre otros.

A partir de marzo de 2015 comenzó a desarrollarse el proyecto VER: Panoramas de la creación latinoamericana. El mismo propone la itinerancia a nivel nacional e internacional de programas de cine y video conformados por obras participantes del Premio Norberto Griffa. Los programas VER, así como el Premio, permiten delinear un paisaje estético de las artes audiovisuales, consolidar y difundir las prácticas de cine y video experimental a una audiencia amplia en todo el país y el mundo.

Esta Bienal también se caracteriza por generar un espacio para la presentación de libros sobre Artes Audiovisuales. Es una intención de la BIM profundizar en los estudios sobre el audiovisual a través de la publicación de textos canónicos en el marco de la tradición experimental. A través de la editorial EDUNTREF, la BIM, en la edición 2012, publicó por primera vez en español “Cine expandido”, de Gene Youngblood. Asimismo, en la edición 2014 se presentó “Por un arte de la visión. Escritos esenciales” de Stan Brakhage; una compilación de textos de uno de los más prolíficos y apasionados cineastas experimentales. La política de la BIM en relación a la traducción y publicación de textos implica un potente gesto de recontextualización. En la edición 2018 se presentó el libro “Fotogenias y paradojas”, una compilación de ensayos críticos del cineasta Erik Bullot y el texto “La imagen, el hecho y lo que queda por hacer”, de Nicole Brenez. Por otra parte, la Bienal publica una Memoria gráfica y una Memoria audiovisual (en formato web), que marcan una continuidad con la política editorial mencionada, al producir un registro que fomenta el pensamiento teórico y el estudio de las artes audiovisuales, creando un documento que materializa la experiencia del evento desde el texto escrito.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.